Información en tiempo real para pacientes ingresados


Uno de los elementos esenciales para mejorar la experiencia del paciente ingresado en un hospital es la comunicación y la información. Para su desarrollo, es muy importante la interacción con los profesionales sanitarios y con la organización a través de conversaciones tanto en la habitación como durante las pruebas, consultas, medicación, etc. Sin embargo, muchas veces el paciente necesita algo más, sobre todo para tener ordenada y clasificada toda la información que supone un ingreso hospitalario.

Por ello, es cada vez más habitual encontrar portales de información dirigidos a pacientes ingresados y a sus familiares y cuidadores, de acceso a través de web o de app. Uno de los portales más utilizado en Estados Unidos (más de 140 organizaciones lo usan) es Mychart Bedside que, previo acceso verificado, ofrece información individual sobre la historia clínica del paciente, la medicación que se le ha prescrito, planes de cuidados, resultados de pruebas, envío de mensajes seguros, elección de menú así como acceso a información para temas de educación en salud. Os dejamos una imagen de la pantalla principal:


Un reciente artículo, titulado “Inpatients Sign On. An Opportunity to Engage Hospitalized Patients and Caregivers Using Inpatient Portals” enumera las ventajas de este tipo de portales y las mejoras que supone su uso tanto para pacientes como para profesionales. Algunos estudios se han centrado en las ventajas para el paciente, pero todavía no existe información sobre su uso real y sobre la influencia de este tipo de portales en las decisiones que toma el paciente, cambio de comportamientos o sobre la comunicación con los profesionales sanitarios. 

Además, varios estudios comentan algunos riesgos como el incremento de la ansiedad por parte del paciente (por la sobreexposición a su proceso) o el incremento de preguntas al profesional sanitario (dado que todos los detalles de pruebas, procesos, etc. están a disposición del paciente). 

Más allá de su uso masivo (o no) por parte del paciente, la tecnología actual permite el acceso de los pacientes a información sobre su proceso en tiempo real, con las ventajas e inconvenientes descritos. Cada vez es más habitual el acceso vía web o app a la información de salud, y el hecho de poner en marcha proyectos como el descrito en este post es solo un paso más en las estrategias centradas en mejorar la comunicación. 

Es interesante leer algunos de los trabajos enlazados para conocer detalles sobre su implementación y sobre la respuesta del paciente, aunque todavía no hay una evaluación rigurosa de este tipo de portales. Además, de forma previa a su diseño y puesta en marcha, es recomendable conocer de primera mano las necesidades concretas del paciente en nuestro entorno respecto a la información y a la comunicación, y así evitar poner en marcha herramientas que no aportan nada a nadie.

Antiques

AdSense

Find More